blog redes sociales

Las redes sociales gozan de una especial popularidad y aceptación entre los adolescentes. De ahí, que dentro de los contenidos del taller “Aprendamos a entender los medios de comunicación” gocen de un apartado específico, concretamente, bajo el título “Cautelas ante las redes sociales”.

Esta es la transcripción de un artículo de opinión escrito por Cristina Rodríguez Fernández, alumna de 3ºB del IES de Llanes, a petición de Virginia García Fueyo, una de las periodistas encargadas de impartir el taller en este centro.

LAS REDES SOCIALES PARA LOS DE LOS 60

Al entrevistar a mi abuela, de cincuenta y ocho años, me di cuenta de que hace unos años no sabía ni lo que era el Facebook y ahora lo maneja con total soltura en su tablet de última generación.

Al principio, ella estaba en contra de cualquier cosa que tuviera que ver con las redes sociales y las nuevas tecnologías. Lo entendía peligroso al invadir nuestra intimidad.

Pero su manera de verlo se ha actualizado. Las nuevas tecnologías no son igual [para ella] que hace tan solo un año, cuando nos miraba de manera desafiante mientras colgábamos nuestras fotos en Instagram.

Supongo que todo esto será nuevo para ella. Y aunque aun desconfíe un poco, ya cuelga alguna que otra foto en Facebook, eso sí, desde el perfil de mi madre.

A lo mejor, algún día, ella también se haga su propio perfil y empiece a colgar sus famosas recetas de cocina.

Son varias las cuestiones que podemos inferir de este texto:

  • Una abuela de cincuenta y ocho años que se maneja “con total soltura en su tablet de última generación”, lo cual puede entenderse como que el analfabetismo digital en España se va reduciendo considerablemente.
  • Los peligros potenciales para la intimidad que la abuela intuye al usar las redes sociales. Una visión muy acertada y realista. De ahí la necesidad de incluir un apartado como este en el taller.
  • La utilización del perfil de la hija, la madre de la alumna, para hacer uso de Facebook. Aquí se muestra una de las malas prácticas que se cometen en las redes sociales: la hija “presta” su perfil a su madre, algo que parecen entender con naturalidad una y otra. Y al comentarlo en el aula, también la nieta.
  • La claridad con la que Cristina interpreta que su abuela puede utilizar esta red social: “colgar sus famosas recetas de cocina”.

Está claro que es necesario insistir en el buen uso de las redes sociales. Quizás, a raíz de este taller, Cristina pueda no solo interiorizar lo que son las prácticas correctas, sino que además llegue a ilustrar, con lo comentado en el aula, a su madre y a su abuela. Y ojalá que algún día podamos leer en Facebook esas famosas recetas. Estaremos pendientes.

Anuncios