Miguel Peláez. Llanera.
Pocas experiencias resultan tan gratificantes para un profesional como la de sentirse reconocido. Comprobar con sorpresa que uno atesora ciertos conocimientos que podrían resultar útiles para los demás significa que no se ha perdido el tiempo, que los años y los libros y los quebraderos de cabeza sirvieron, si no para medrar, sí para crear poso; que, si uno muere, al menos, quedará el legado.
Los alumnos del I.E.S. Llanera son muy activos. Hay un grupito de estudiantes que, bien guiados por sus profesores -profesores de verdad, de los que se implican-, desarrolla una labor periodística de gran interés y calidad. Publican un periódico, colaboran con el Tapín de Llanera, tienen una radio por Internet…
En esta edición de “Aprendamos a entender los medios de comunicación” -esos talleres tan necesarios que deberían convertirse en asignatura- he tenido la suerte de ser entrevistado por ellos. Intenté dejarles -de recuerdo- algunas ideas. Sus inquietudes, deferencia, buen ánimo y frescura se vinieron conmigo; y me acompañan ahora.
Aquí podéis escuchar el resultado:

20170323_110257

Anuncios